lunes, 31 de diciembre de 2012

APLICA A LOS SERES HUMANOS, TAMBIÉN


APLICA A LOS SERES HUMANOS, TAMBIÉN
Para Alan Turing, a 100 años de su nacimiento

Hiperboloides de luz maravillosa
rodando por su cuenta a través del Espacio y del Tiempo
son puerto para esas ondas que de algún modo podrían
descifrar la sagrada pantomima de Dios. 
Alan Turing

Buscamos la salida al círculo de Dios
Abrimos brecha como ley, rompemos
toda ley 

Nos hallamos contradictorios a él y menos crueles
La vida, servida con el punible y terminal
amor de Dios
es la manzana envenenada que mordimos con la primera 
        inhalación
Tarde o temprano su veneno surte efecto
De la vida nos sabemos inocentes
De la muerte aguardaríamos amnistía

Ante el axioma emponzoñado de Dios nos erguimos 
       originariamente

En hordas en las que pesan los compañeros caídos
más que el paraíso en pedazos 
que recomponemos 
cíclicamente
Vamos formando primero una sombra y luego una costra 
usando cierto magnetismo ilustrado de Dios
hasta que alguno de nosotros se levanta a sí como pontífice 
y comienza a eliminar diferencias

Sobrevienen traiciones en cadena
En nuestros experimentos, tenemos probabilidades superiores a 
       cero de exterminar hasta al olvido
Practicamos la huida del círculo y sólo se nos ocurre primariamente 
       edificar sectas fascistas alrededor
Se activan así los dogmas cuya función es dilatar la influencia 
       del círculo

Somos falibles
La Máquina vino a demostrarlo

Ocupados en descifrar a Dios 
cuando somos el enigma
Nosotros y nuestros juegos metafísicos
que de tanto en tanto devienen máquinas
no ornamentos
y se posan sobre el horizonte 
combustionando para todos

Lo nuestro es la apostasía de los límites
y nos declaramos culpables con fasto

Nuestra sonrisa no pide perdón 
y nuestras manos,
nuestros gestos de discriminados,
nuestras afrentas,
van forzando la eternidad

No hay comentarios: